Un riñón «re-donado» ya salvó la vida de dos personas

Vertis Boyce es una mujer afroamericana de 70 años. Pero su nuevo riñón le pertenecía a un hombre hispano de 24 años de edad. Antes de eso, le perteneció a una chica caucásica de 17 años de edad. El viaje del órgano de Boyce, y su nueva oportunidad de vida, son el resultado de un raro procedimiento en el cual la gente recibe riñones previamente trasplantados. Una cirugía que los doctores a cargo de este procedimiento dicen que podría salvar millones de vidas.

La hermana y madre del donante (izquierda y centro), el médico encargado del procedimiento (arriba centro) y la receptora del riñón (derecha). Vía cnn.com

La hermana y madre del donante (izquierda y centro), el médico encargado del procedimiento (arriba centro) y la receptora del riñón (derecha). Vía cnn.com

«Si alguien muere luego de recibir un trasplante y el riñón sigue funcionando, no hay razón para descartar el riñón», dice el doctor Jeffery Veale, médico a cargo del procedimiento. «Este era el riñón de una adolescente, así que probablemente todavía le queden muchos años de vida», señaló.

La receptora del trasplante (izquierda) y el médico que la operó (derecha). Vía cnn.com

La receptora del trasplante (izquierda) y el médico que la operó (derecha). Vía cnn.com

Luego de haber estado en diálisis por casi 10 años, Vertis Boyce empezaba a perder la esperanza de que viviría lo suficiente como para ver a su nieta crecer. Pero ahora la mujer oriunda de Las Vegas tiene una nueva visión de la vida, gracias a la familia de Beto Maldonado. El mismo sufrió de enfermedad renal crónica durante la mayor parte de su vida, y recibió un trasplante de riñón en el 2015. Pero luego de dos años, murió en un accidente automovilístico.

Vertis Boyce, la receptora del riñón donado, mira fotos familiares de su donante con Eva Maldonado, la madre de Beto Maldonado. Vía cnn.com

Vertis Boyce, la receptora del riñón donado, mira fotos familiares de su donante con Eva Maldonado, la madre de Beto Maldonado. Vía cnn.com

Luego de eso, la familia de Maldonado accedió a donarle el órgano, que aún funcionaba, a Vertis Boyce, quien hoy en día puede vivir con mayor tranquilidad gracias a la intervención. «Me siento libre y emocionada. Tengo una nieta de 6 años de edad y hace un año pensé que probablemente no la vería crecer», dijo Boyce. «Pero ahora existe la probabilidad de que sí pueda».


Historias que te pueden gustar