Tuvieron que ordenar pizza para la fiesta de la Boda Real porque no alcanzó la comida

Si viste la boda real llevada a cabo el día sábado, podrá haberte parecido el evento más glamoroso del año, porque si bien el evento estuvo cargado de un aire renovador en todo sentido, también tuvo momentos de verdadera historia real, con los novios casándose en una de las capillas más emblemáticas de la monarquía británica, en las cercanías del Castillo de Windsor.

Vía metro.co.uk

Vía metro.co.uk

Pero si te imaginabas que el banquete para la fiesta posterior a la Boda Real estuvo rodeada de caviar, langostinos, camarones y otros lujosos platos, estarías un tanto equivocado, ya que la recepción a la cual fueron invitadas 600 personas, organizada por la actual Monarca Isabel II, estuvo un poco corta de aperitivos, para lo cual recurrieron al más viejo truco de todo joven que está empezando una nueva vida en pareja: ordenaron pizzas.

Vía metro.co.uk

Vía metro.co.uk

En su primera demostración como pareja de marido y mujer de una nueva realeza, los jóvenes novios Meghan y Harry, ante la falta de aperitivos suficientes para llenar a los 600 exclusivos invitados a su boda (los cuales incluyeron a la reverenciada Oprah Winfrey, el actor británico Idris Elba, el ex internacional inglés David Beckham, el legendario cantante Elton John, entre otros), decidieron ordenar pizzas a domicilio, al más puro estilo joven.

Vía marieclaire.com

Vía marieclaire.com

Parece ser que el banquete real no fue suficiente para la algarabía y felicidad reinantes en la ocasión, o bien los novios decidieron darle un toque de espontaneidad a la fiesta, pero lo cierto es que se fotografió a una mujer llevando un recipiente lleno de cajas de pizzas, ordenadas de una conocida cadena de pizzerías italianas en el Reino Unido. Muchos fueron los que se lamentaron por no haber sido invitados a la recepción luego de la Boda Real, pero quizás te tranquilice el hecho de que no fue algo tan propio de un festín épico, sino algo más parecido a una reunión de amigos jóvenes, en donde no faltaron las tradicionales pizzas para completar el estilo sobrio y austero de la nueva pareja real. Quizás esta sea la primera señal de un nuevo estilo de monarquía, aunque Meghan y Harry no sean herederos directos al trono de la Corona Británica.


Historias que te pueden gustar