Tiene 61 años y quedó embarazada de su nieto

Via gettyimages.es

Via gettyimages.es

Esta historia comienza con Susan Casey y su esposo Bill Connell, quienes se casaron con la ilusión de formar una familia. Los Connells decidieron tratar de tener un bebé en 2004, pero Susan, hoy con 36 años, pronto descubrió que no estaba ovulando.

La pareja acudió al Instituto de Medicina Reproductiva, en Evanston, para someterse a un tratamiento de fertilidad. El tratamiento tuvo efecto positivo y Susan quedó embarazada de gemelos. Sin embargo, para desgracia de la familia, ambos niños nacieron sin vida. A esto le siguen repetidos embarazos frustrados.

Lee en la siguiente página lo que hizo la madre de Susan.

1 / 2 Cargando...

Historias que te pueden gustar