Seguía vendiendo helados a sus 89 años hasta que una foto le cambió la vida

Compartir en Facebook

Cuando una persona llega a la vejez luego de toda una vida de trabajo y sacrificios, se supone que debe estar jubilada y disfrutando de su merecido descanso. Todo debe ser tranquilidad en su vida y solo se debe preocupar por pasar buenos momentos con su familia y seres queridos.

Via Pixabay

Via Pixabay

Pero lamentablemente no es así para todos. Muchos abuelitos de avanzada edad aún deben trabajar para mantener un hogar y cuidar a los suyos, ya que el dinero a veces no alcanza para cubrir las necesidades básicas.

Esa es la suerte que le tocó a Fidencio Sánchez, un heladero de La Villita, barrio mexicano ubicado en la ciudad de Chicago.

Via gapersblock.com

Via gapersblock.com

Luego de trabajar como vendedor de helados por más de 20 años, Sánchez finalmente decidió retirarse y descansar junto a su esposa. Pero inesperadamente su única hija falleció y todo cambió para los abuelitos.

Via wordpress.com

Via wordpress.com

1 / 3 Cargando...