Pensaba que su padre los abandonó; 57 años después se enteró de la verdad en el sótano de su casa

Durante muchos años, Michael Carroll quiso saber la verdad sobre qué había ocurrido con su padre, un veterano de la guerra de Corea que desapareció cuando él tenía sólo ocho meses de edad.

Se dijo que había abandonado la vieja casa familiar construida en 1925 en Lake Grove, Long Island, para nunca más volver. El hombre se llamaba George Caroll, y aunque sus hijos hicieron muchos intentos para dar con su paradero, jamás lo encontraron.

Michael Caroll. Via newsday.com

Michael y sus tres hermanos crecieron en la más absoluta intriga sobre el destino de su padre. Su madre Dorothy, quien murió en 1998, nunca les contó demasiados detalles sobre la desaparición de su esposo.

A veces, la mujer respondía que el veterano cruzó la puerta de la casa y jamás regresó; otros les decía que había retornado a Corea del Sur. Pero una vez fue más allá: dijo que el hombre estaba enterrado en el sótano de su casa.

Via apuntoenlinea.com

Durante todos los años que vivió allí, Michael Carroll percibía que esa vivienda escondía secretos oscuros, pero no tenían forma de saber qué es lo que había ocurrido.

Pero  57 años después y tras visitar varios psíquicos y personas dedicadas a la actividad paranormal, él y su familia pudieron llegar a una conclusión.

Uno de los mentalistas que trabajó junto a los hermanos Carroll, señaló que percibía una «energía» diferente en su casa. «La energía está aquí», dijo el hombre señalando un lugar en el sótano.

Fue entonces que el pasado 30 de octubre realizaron una excavación y descubrieron un esqueleto. Estaba intacto, y sus sospechas se hicieron realidad: las autoridades del Condado de Suffolk confirmaron que se trataba de los restos de George Carroll.

Via newsday.com

«Pudimos determinar que la causa de la muerte incluyó impactos bruscos en la cabeza con fracturas del cráneo y lesiones cerebrales, aunque puede haber otras lesiones que ya no son detectables», dijo el Médico Examinador del condado, Michael Caplan en declaraciones al diario News Day.

Pero la verdad sobre lo que ocurrió o quién lo asesinó es muy difícil de conocer. Quien pudiera haber confesado la verdad, murió a principios de este año. Su nombre: Richard Darress, el segundo marido de Dorothy, de quien se separó a principios de los 80.

Via newsday.com

No obstante, los hermanos ya encontraron lo que necesitaban para cerrar una lamentable etapa de sus vidas. «Estoy feliz de saber que ese es mi papá. Esto es una cosa profundamente emocional y todo el mundo está luchando con esto de manera diferente. Esto ha quebrado a mi familia», dijo Michael. «Hay tantos finales abiertos aquí. Hay una historia detrás de la historia detrás de la historia”, finalizó.

Fuente: infobae.com

Historias que te pueden gustar