Paolo Guerrero se reunirá con el presidente de la FIFA para pedirle jugar el Mundial

El capitán de la selección peruana de fútbol y máxima estrella de la misma, Paolo Guerrero, ya se encuentra en Zúrich, sede mundial de la FIFA, para poder reunirse este domingo con el presidente de la Federación que regula el fútbol internacional. Y es que Guerrero quiere jugar el Mundial de Rusia 2018, competencia para la cual su país clasificó después de 36 años de ausencias ante no poder clasificar, teniendo como competidores a las grandes potencias de Sudamérica como Argentina, Brasil, Chile, Colombia y Uruguay.

Vía as.com

Vía as.com

El capitán de la selección peruana pretende reunirse con el suizo Gianni Infantino para poder así solicitarle en persona que postergue la sanción impuesta por la FIFA por dopaje, la cual siendo de 14 meses actualmente le impediría jugar el Mundial. Guerrero ya había cumplido 6 meses de sanción previamente, pero luego de una sugerencia de la Agencia Mundial Antidopaje, la FIFA decidió extender su sanción a 14 meses.

Paolo Guerrero junto al Presidente de la Federación Peruana de Fútbol, ya en Suiza. Vía infobae.com

Paolo Guerrero junto al Presidente de la Federación Peruana de Fútbol, ya en Suiza. Vía infobae.com

Además de Paolo Guerrero, el propio presidente de la Federación Peruana de Fútbol, Edwin Oviedo, se hizo presente en la sede mundial de la FIFA en Suiza para elevar el pedido de su Federación al propio Infantino. Y es que de manera casi sorprendente, los propios capitanes de las selecciones rivales de Perú en la fase de grupos del Mundial también elevaron un pedido a la FIFA para que Guerrero pueda jugar la competencia internacional, algo sin precedentes en la historia del fútbol.

Vía libertaddigital.com

Vía libertaddigital.com

La selección de Perú deberá jugar su partido inicial en la Copa del Mundo contra Dinamarca el 16 de junio, en Saransk, luego hará lo mismo contra Francia el 21 del mismo mes en Ekaterimburgo, y en su último partido de la fase de grupos medirá a Australia, el 26 de junio en Sochi. Fueron los mismos capitanes de estas selecciones quienes, en una medida nunca antes vista en la historia de los Mundiales, pidieron a la FIFA que se le postergue la sanción al peruano para luego del Mundial, permitiéndole así jugar la más importante competencia internacional. Lo hicieron el australiano Mile Jedinak, el danés Simon Kjaer y el francés Hugo Loris, en una carta dirigida al propio presidente de la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA).


Historias que te pueden gustar