Michel Platini admitió que un «truco» ayudó a Francia para ganar el Mundial de 1998

La leyenda del fútbol francés Michel Platini, quien estuvo a cargo del comité organizador del Mundial de Fútbol de Francia en 1998, admitió ante medios de prensa de su país que se aseguraron de que su selección local evite a Brasil en todas las instancias posibles, facilitando así su acceso a la final luego de la fase de grupos.

Vía rpp.pe

Vía rpp.pe

Platini declaró en una entrevista a una radio francesa que organizaron el calendario, no sin antes asegurarse de realizar un pequeño «truco», con la lotería de enfrentamientos luego de la fase de grupos para pasar a los octavos de final de la Copa Mundial de la FIFA en su edición de 1998, llevado a cabo en Francia.

Vía elespanol.com

Vía elespanol.com

El ex jugador galo aseguró que se hicieron todos los recaudos necesarios para que la selección de Francia no enfrente a Brasil hasta la final, partido en el cual los franceses se impusieron por un marcador de 3 – 0, con un cuestionado arbitraje que vio inclusive una fuerte salida del entonces portero titular de Francia, Fabien Barthez, derribando a la máxima estrella del fútbol mundial en ese momento y figura de la selección brasileña, Ronaldo. La aparente falta con una brutal salida de Barthez ocurrió dentro del área de penal, pero el árbitro omitió cualquier cobro.

Vía thehardtackle.com

Vía thehardtackle.com

El sorteo en el cual se amañó el desenlace del Mundial ’98 fue realizado un año antes en Marsella, ante la supervisión del entonces Secretario General de la FIFA, Sepp Blatter, quien luego pasaría a convertirse en presidente del máximo ente regulador del fútbol para después dimitir ante escándalos de corrupción. El amaño consistió en que luego de la fase de clasificación, en la cual Brasil como campeón vigente se encontraba en el grupo A, no se enfrente en octavos de final a Francia, que estaba en el grupo C. Ambos equipos avanzaron a la final con la controvertida victoria consecuente de Francia.


Historias que te pueden gustar