Los 8 dulces más bizarros fabricados para niños

Al pensar en dulces, cualquiera empieza a degustar y sentir el rico sabor del caramelo o golosina que se imagina. Los dulces son la comida preferida de los niños, suelen conocerla a la perfección. Castigo o premio se impone a partir de la delicia: “si te portas bien te compro el chocolate”.

Es por ello que sonaría raro hablar de algún tipo de golosina que debido a su nombre, apariencia o contenido sea extraña para un niño o a cualquier persona. Pero en el momento de despertar el interés, hay golosinas que superan nuestra imaginación, pareciendo en algunos casos asquerosas e insolitas. Sin duda, algunas de las que hablaremos a continuación no son muy agradables a primera vista, pero tal vez, pueden ser una tentación para el paladar.

Camel Balls o Bolas de Camello

Vía factoriacreativabarcelona.es

Vía factoriacreativabarcelona.es

Marrones, deformes que aspiran llegar a esféricos, claros cuando nos adentramos en ellos, de gusto ácido, guardan en su corazón líquido color cereza.

Imaginar un dulce con el nombre de “Bolas de Camello” suena muy extraño, por lo que es difícil que llegue a llamar la atención a tu paladar, sin embargo, algunos comensales curiosos querrán saber de qué se trata esta golosina tan extraña.

Vía YouTube

Vía YouTube

Estos son unos chicles con un nombre y una forma particular que han creado mucha controversia por su aspecto raro y asqueroso. Por ello, al poco tiempo de salir al mercado, tuvieron que retirarlos de las tiendas y dejarlos de vender libremente, por las muchas quejas que fueron recibidas. No obstante, aún se puede comprar o conseguir esta rara golosina a través de internet. Aunque no tiene apariencia de poseer un buen sabor, puede que sorprender a más de una persona.

1 / 8 Cargando...

Historias que te pueden gustar