George H. W. Bush, en terapia intensiva luego del funeral de su esposa

El ex-presidente de los Estados Unidos de América, George H. W. Bush, está despierto, alerta y con posibilidad de comunicarse luego de haber sido admitido a la unidad de cuidados intensivos al comienzo de esta semana, dijo hoy un portavoz de la familia. El ex-presidente de 93 años se internó en el Houston Methodist Hospital el domingo de mañana luego de contraer una infección que se extendió hasta su sangre, un día luego del funeral de su esposa.

Vía insideedition.com

Vía insideedition.com

De acuerdo a Jim McGrath, el portavoz de la familia Bush, el 41° Presidente de los Estados Unidos dijo estar determinado a recuperarse y ponerse bien de salud para poder ir a su propiedad en Maine y vacacionar este verano. Ayer, McGrath dijo que Bush estaba «respondiendo a los tratamientos y parece estar recuperándose».

Vía whnt.com

Vía whnt.com

De acuerdo a una fuente cercana al ex presidente, el mismo fue admitido al hospital con una infección que pasó a ser una septicemia, lo cual puede amenazar seriamente la vida. Estaba en condición crítica al llegar, dijo la fuente. La misma añadió que la presión arterial de Bush continuó bajando y en un par de ocasiones hubo una legítima preocupación por su vida, pero que luego había sido estabilizado. «Aún así, con su edad, la infección es algo serio», concluyó la fuente.

Vía today.com

Vía today.com

La internación del ex presidente llega como un acontecimiento especialmente delicado para toda la familia Bush, ya que viene luego del fallecimiento de la esposa del propio Bush, Barbara, cuyo matrimonio juntos duró 73 años. La familia había estado preocupada acerca de cómo lidiaría el ex-presidente con la muerte de su esposa, habían comentado personas allegadas a la familia.


Historias que te pueden gustar