Francés que busca a su familia perdida en el vuelo de Malaysia Airlines, tiene nuevas pistas sobre el avión extraviado

Ghyslain Wattrelos, un francés que perdió a su esposa y a sus dos hijos adolescentes en el fatídico vuelo MH370 de Malaysia Airlines, tiene algunos datos relevantes que podrían permitir saber mejor lo que sucedió aquel 8 de marzo de 2014, cuando la aeronave partió del aeropuerto de Kuala Lumpur con destino a Beijing. Recodemos que desde ese entonces, nunca más se supo sobre del Boeing 777 y sus 227 pasajeros y 12 tripulantes.

Via paris-normandie.fr

De acuerdo con el aporte de Wattrelos -quien se maneja de forma independiente para buscar la verdad– los jueces que revisaron la investigación hecha por la Gendarmerie Air Transport francesa y le contaron sobre algunos detalles sobre el MH370. Los investigadores desean revisar nuevamente los datos recolectados por Boeing y el FBI, luego de encontrar «inconsistencias» en el informe final del gobierno malayo.

Según la hipótesis que manejan los expertos, la información de la navegación del MH370 pudo haber sido hackeada para enmascarar la ruta final del avión antes de que se perdiera comunicación con su centro satelital. Las autoridades francesas aseguran tienen datos sobre una «tercera entidad» que podría tener información útil, además de un software que pudo ser utilizado para hackear la unidad de comunicaciones satelitales del avión, conocida como satcom.

Via telegraph.co.uk

Pero eso no es todo: se identificó que un pasajero malayo experto en aeronáutica se sentó debajo del satcom y pudo haberlo hackeado. Y aunque esta versión no fue confirmada aún, las autoridades de Malasia no informaron a la prensa sobre esta posibilidad.

Los peritos de la Gendarmerie francesa siguen trabajando intensamente y buscan viajar a los Estados Unidos para recolectar la información que tienen en su poder Boeing y el FBI. La idea es recolectar datos que pudieran aparecer en el simulador de vuelo que el piloto Zaharie Shah tenía en su hogar.

Via information-age.com

Sin embargo, hasta el momento todos los intentos por conseguir información de la empresa aeronáutica han fallado. La compañía argumenta que mucho de lo solicitado ingresa en la categoría de «secretos de la industria» y no pueden ser revelados.

Wattrelos cree que dicho pasajero pudo actuar con varios cómplices, de acuerdo con sus investigaciones en paralelo. Uno sería un iraní que antes de abordar el vuelo MH370 les pidió a sus amigos de Facebook que le rezaran a Alá por su alma. También habrían abordado dos ucranianos y un norteamericano, con «perfiles atípicos».

Fuente: infobae.com

Historias que te pueden gustar