Esta bebé iba a morir y un policía la salvó. Ahora él es su padrino y la llama “mi ángel”

Ser policía no es una tarea fácil. Todos los días estos servidores públicos deben enfrentar muchos peligros para mantener la seguridad en las calles y salvaguardar la vida de los ciudadanos. Es una labor que requiere mucha responsabilidad y compromiso por parte de los uniformados.

Via mountainrepublic.net

Via mountainrepublic.net

Pero cuando ellos aman lo que hacen y se dedican con pasión y entrega a cumplir con sus obligaciones, sin dudas las recompensas llegan y pueden vivir hermosas experiencias como la que vas a conocer a continuación.

Esta es la historia de un policía estadounidense llamado Kenneth Knox. El oficial realmente ama su trabajo y no duda en ayudar a quienes más lo necesitan.

Via entornointeligente.com

Via entornointeligente.com

Un día mientras cumplía su rutina laboral, recibió un inesperado llamado que cambiaría su vida para siempre.

Via Pixabay.com

Via Pixabay.com

1 / 3 Cargando...

Historias que te pueden gustar