El portero del Liverpool, con custodia policial tras amenazas de muerte

El portero alemán de 24 años Loris Karius fue el «protagonista» desafortunado de la final de la UEFA Champions League el día sábado en la capital de Ucrania, Kiev. El arquero titular del Liverpool, figura durante todo el torneo, permitió la apertura del marcador por parte del francés Benzema luego de un craso error. Pero la desgracia no pararía ahí para él ni su equipo.

Vía metro.co.uk

Vía metro.co.uk

Ante la pérdida clave del máximo goleador del Liverpool, Mo Salah, por dislocarse el hombro luego de una controversial falta de Sergio Ramos, que incluyó una llave propia de encuentros de lucha libre, el Liverpool se vio en medio de una tremenda confusión, lo cual fue aprovechado por Karim Benzema para interceptar un intento de despeje manual de Karius y abrir el marcador.

Fue afortunado el empate transitorio de Sadio Mané, aprovechando el senegalés una serie de rebotes tras un tiro de esquina. Pero para el segundo tiempo Zinedine Zidane tenía preparada su arma secreta: el galés Gareth Bale. El que alguna vez fue el partícipe de la mayor transferencia de la historia del fútbol, hizo lo suyo para justificar tan alta cifra: golazo de chilena para el 2-1 y luego un tiro de larga distancia que Karius no supo detener y terminó adentro.

Según reportan medios ingleses, tanto Karius como su familia recibieron varias amenazas de muerte a través de las redes sociales y otros medios, y actualmente la Policía Inglesa, más conocida como «Scotland Yard», se encuentra llevando a cabo una investigación, ya que los temidos «hooligans» ingleses son bien conocidos por llevar a cabo sus amenazas. El portero alemán, a pesar de jugar como titular en uno de los mejores equipos de Europa, no forma parte de la lista de convocados para representar a su selección en el Mundial de Fútbol de Rusia 2018.


Historias que te pueden gustar