Batalla campal en pleno partido de baloncesto

Las eliminatorias para la Copa Mundial de Baloncesto 2019 están siendo jugadas, y en la zona de la FIBA de Asia se enfrentaron las selecciones nacionales masculinas de Australia y Filipinas en un partido de eliminación. La ventaja de los australianos era abrumadora, pero todo empezó con un par de empujones por parte de un jugador filipino.

Vía slcdunk.com

Luego de dos empujones casi uno tras de otro, de parte del jugador filipino al australiano, uno de sus compañeros decidió «defenderlo» propinándole tremendo codazo al cuello al jugador de la selección de Filipinas. Lo que sucedió luego fue una serie de hechos bochornosos que terminaron manchando el encuentro entre dos selecciones que suelen ser firmes candidatas a obtener buenos resultados en todas las competencias internacionales de baloncesto.

Vía newmatilda.com

Pero más allá del bochorno, que recordó a muchos lo acontecido mucho tiempo atrás también en un partido de baloncesto en la ciudad de Detroit, entre equipos de la NBA, los Detroit Pistons y los Indiana Pacers, suceso más conocido como «Malice in the Palace» (Malicia en el Palacio), por el nombre del estadio en que aconteció, lo llamativo fue lo que sucedió luego de terminada la pelea.

Además de involucrar a los jugadores que se encontraban en cancha, la misma tuvo como componentes a integrantes de ambos cuerpos técnicos de las selecciones rivales, jugadores suplentes, y hasta se salió fuera de la cancha y tuvo sillas incluidas. Una vez que se lograron calmar los ánimos, los árbitros decidieron reanudar el partido, pudiendo los filipinos jugar con sólo tres hombres titulares, a raíz de la expulsión de nueve de sus jugadores. Luego de acumular faltas personales, dos de ellos fueron expulsados, tras lo cual el encuentro finalmente fue suspendido con victoria para los australianos. Una verdadera pena.


Historias que te pueden gustar