5 Trucos de cocina más perezosos disponibles en el internet

¿Eres del tipo de persona que prefiere ordenar comida o salir a comer antes de considerar siquiera cocinar? ¿La sola idea de ir a la tienda y hacer un desastre en la cosa te parecen lo más extenuante del mundo? Si eres así, te contamos algunas de las cosas que debes de saber. ¡No te lo pierdas!

 

1. Comida China Instantánea

¿Te provoca comida china en ese día perezoso y lluvioso? Asegúrate de contar con un par de artículos para que puedas transformar las sobras de ese arroz simple en una delicioso arroz frito en un santiamén.

“#TrucoDeCocina: ¿Tienes sobras de arroz? Siempre tengo una bolsa de chícharos y zanahorias congeladas en el congelador. Saltéalos con un poco de aceite, sazónalos con ajo en polvo y especias chinas en polvo, revuelve un huevo en el medio, añade el arroz viejo y salsa de soya. Voila: arroz frito.”

 

2. Deja de luchar con la calabaza butternut

¿Sabías que la calabaza butternut, a veces, es super dura de cortar? Hazte un favor y perfórale unos cuantos huecos con un tenedor y arrójala en el horno por 15-20 minutos para suavizarla un poco. Será mucho mas fácil de pelar y cortar.

 

3. Un ingrediente… tocino

No sabemos porque Rachael Ray lo llama “Tocino Nocturno” ya que simplemente luce como… tocino. ¡Pero nos encanta! Aquí tienes la “receta” de esta chef famosa para prepararte un delicioso y perezoso bocadillo nocturno.

“Tocino Nocturno | Ingredientes: 8 rebanadas de tocino. | Instrucciones: coloca 2 hojas de toalla de papel en un plato apto para microondas, coloca el tocino sobre la toalla de papel sin superponer las rodajas, coloca dos hojas más de toalla de papel encima. Coloca en el microondas a temperatura alta de 6 a 13 minutos”.

 

4. El dulce de leche del holgazán

¿A quién no le gusta el dulce de leche? ¡Sobre todo el casero! Bueno, estar parado frente a una estufa caliente batiendo crema, azúcar y mantequilla, asegurándote que no se queme. O, podías arrojar un par de latas de leche condensada en agua hirviendo y dejarlas ahí por tres horas.

 

5. Perezoso pero saludable

Cuando no estás de lo más motivado pero quieres asegurarte de comer saludable, ¡convierte una banana en helado! No, literalmente. Todo lo que necesitas es congelar una banana (rebanada o entera en una bolsa plástica Ziplock) y luego aplastarla o licuarla para obtener una deliciosa recompensa ¡sin nada de esfuerzo! ¿Porque no añadir algo de mantequilla de maní?

Fuente: homehacks.co

Historias que te pueden gustar