10 poderosas razones para beber té caliente de cúrcuma cada mañana

La cúrcuma es una de las especias más versátiles del mundo, y es conocida por sus efectos antiinflamatorio, antioxidante y sus propiedades anti-envejecimiento. Esta fantástica especia puede ser de gran ayuda en el tratamiento de numerosas condiciones de salud. El ingrediente principal responsable de todos estos beneficios es la curcumina. Sus sorprendentes efectos y capacidad han sido documentados en más de 7.000 artículos científicos.

Por lo tanto, si deseas aprovechar los beneficios de sus propiedades medicinales, debes empezar a beber agua de cúrcuma todos los días. Sólo debes llenar un vaso con agua tibia, agregar una cucharadita de cúrcuma y mezclar bien. Y recuerda, es mejor mantener el líquido agitado mientras lo ingieres a fin de evitar que la especia quede en el fondo del vaso. Beber agua de cúrcuma proporcionará numerosos beneficios a tu salid, entre ellos:

1. Alivia la artritis

Un estudio realizado en 2012 reveló que la curcumina posee un efecto más fuerte que el diclofenac, un fármaco antiinflamatorio no esteroide.

Vía Pixabay

Vía Pixabay

Según los resultados de los pacientes estudiados, la curcumiona redujo más rápidamente la hinchazón y el dolor articular

Algunas investiaciones sobre esta especia arrojaron resultados sorprendentes.

2. Revierte la diabetes tipo 2

Un estudio llevado a cabo en la Universidad de Auburn y publicado por Biochemistry and Biophysical Research Communications en 2009, demostró que los suplementos de cúrcuma pueden ser de gran ayuda en el proceso de revertir la diabetes.

Vía Pixabay

Vía Pixabay


Sin embargo, si eres paciente diabético debes consultar antes con tu médico, ya que la cúrcuma puede bajar los niveles de azúcar en la sangre. Cuando se combina con medicamentos para la diabetes, la cúrcuma podría causar hipoglucemia (bajo nivel de azúcar en la sangre).

3. Combate la inflamación

Numerosas enfermedades son producto de inflamaciones crónicas. Sin embargo, esta especia tiene potentes propiedades antiinflamatorias que ayudan a combatir la inflamación, incluso mejor que algunos de los antiinflamatorios más famosos.

Vía Pixabay

Vía Pixabay

La obesidad, la resistencia a la insulina y la diabetes tipo 2 también están estrechamente asociados con la inflamación crónica. De hecho, se ha demostrado que el tejido adiposo de los individuos obesos produce niveles más elevados de las citoquinas pro-inflamatorias (TNF, IL-6) y otros factores pro-inflamatorios.

Compartir en Facebook
Para continuar leyendo utiliza el botón de abajo para ir a la siguiente página.
1 / 3 Cargando...