10 cachorros que se parecen más a un tierno osito

Compartir en Facebook

No hay nada más tierno que un cachorro de perro con apariencia de osito. Determinadas razas caninas dan lugar a perros que, a simple vista, parecen osos. Realmente, viéndolos así, con su abundante pelo y su cara achatada, hacen que pensemos que estamos ante otro tipo de animal.

No se trata de fotografías retocadas tras un arduo trabajo de ‘Photoshop’, sino de los caprichos de la evolución genética. Si un cachorro de perro ya es tierno de por sí, imagínese cuando parece un osito de peluche. Encontrará las especies de canes más increíblemente tiernas del mundo, perros que podrían aparecer en cualquier película de dibujos animados para niños.

1. Perrito de Pomerania

El Pomerania es uno de los perros más antiguos que existen. Sus descendientes proceden del Neolítico, donde eran utilizados para cazar y arrastrar trineos. El perro de Pomerania es el más pequeño de las cinco variedades que existen de Spitz alemanas.

Vía Facebook

Vía Facebook

Se trata de una raza de perro muy cariñosa, pero a la vez testaruda y valiente. Su pequeña estatura, unida a su gran cantidad de pelo lo convierten en un perro altamente demandado por las familias con niños.

2. Goldendoodle

El Goldendoodle es un perro familiar con expresión facial sonriente. Nace tras la mezcla de dos razas de perro: el Golden Retriever y el Poodle. Poseen una cola muy peculiar y tienen las orejas caídas, lo que acrecienta su dulzura.

Vía katesacliche.com

Vía katesacliche.com


Los perros Goldendoodle son una raza que destaca por su temperamento sociable. Les encanta interactuar con los humanos y se muestran depresivos cuando se les aleja de ellos.

3. Chow Chow

El origen del perro Chow Chow es tan curioso como su nombre. Proviene de la inscripción mandarina que se podía leer en las cajas que transportaban a los primeros perros de esta raza desde China hasta Inglaterra: “chow chow” quiere decir “mercancía diversa”.

beepb.com

beepb.com

Aunque el Chow Chow ha sido catalogado desde siempre como un perro con un carácter testarudo, lo cierto es que su interacción con los humanos ha apaciguado su personalidad. Su pelaje espeso lo convierte en todo un tierno oso de peluche.

Para continuar leyendo utiliza el botón de abajo para ir a la siguiente página.
1 / 3 Cargando...
Compartir en Facebook