Esta bebé iba a morir y un policía la salvó. Ahora él es su padrino y la llama “mi ángel”

Ser policía no es una tarea fácil. Todos los días estos servidores públicos deben enfrentar muchos peligros para mantener la seguridad en las calles y salvaguardar la vida de los ciudadanos. Es una labor que requiere mucha responsabilidad y compromiso por parte de los uniformados.

Via mountainrepublic.net

Via mountainrepublic.net

Pero cuando ellos aman lo que hacen y se dedican con pasión y entrega a cumplir con sus obligaciones, sin dudas las recompensas llegan y pueden vivir hermosas experiencias como la que vas a conocer a continuación.

Esta es la historia de un policía estadounidense llamado Kenneth Knox. El oficial realmente ama su trabajo y no duda en ayudar a quienes más lo necesitan.

Via entornointeligente.com

Via entornointeligente.com


Un día mientras cumplía su rutina laboral, recibió un inesperado llamado que cambiaría su vida para siempre.

Via Pixabay.com

Via Pixabay.com

Compartir en Facebook